Recetas de cocina


Cardos con Almendras: (para 2 personas)


Ingredientes


• 1 diente de ajo

• ½ cebolla

• 3 o 4 hojas de cardo

• 50 g de almendras enteras

• 1 cucharada de harina

• un chorrito de vino blanco

• 200 ml de agua

• 200 ml de leche


Preparación de los cardos

El cardo fresco hay que limpiarlo y pelarlo muy bien, ya que es una verdura muy fibrosa.

• Pelar los cardos es relativamente fácil: se la van bien, quitamos la parte de las hojas y la parte más leñosa del tallo, y vamos eliminando las hebras más duras junto con la telilla que hay en la parte interior. Luego se cortan en trozos de aproximadamente 5 cm y se van poniendo en agua con limón, para que no se pongan negros, antes de ponerlos en la olla a hervir con sal.

• Lo ideal es cocerlos en la olla express, porque tardaréis menos tiempo, unos 20 o 30 minutos. En caso de que lo hagáis en olla tradicional tardarán entre 40 minutos o 1 hora.

• Una vez cocidos, apartamos 200 ml del agua de cocer los cardos y dejamos los cardos con el agua de su cocción.


Preparación Salsa de almendras


• Picamos muy fino un diente de ajo y ½ cebolla, echamos un poco de aceite en una sartén y pochamos con una pizca de sal a fuego bajo.

• Una vez dorada la cebolla junto con el ajo, añadimos una cucharada generosa de harina, y removemos bien dejando que se tueste durante un minuto mas o menos para que se cocine bien la harina. Después agregamos el vino y cocinar hasta que el alcohol se evapore.

• Agregamos los 200 ml del agua de cocer los cardos que teníamos apartada y dejamos que se rehogue durante unos minutos, y a continuación añadimos la leche. Dejamos que cueza mientras removemos durante unos minutos para que se vaya espesando y reduciendo.

• En un mortero machacamos bien las almendras enteras con un 1 cucharada de caldo de cocción. Reservar algunas para freírlas ligeramente y así añadirlas al final.

• Incorporamos las almendras machacadas a la salsa y removemos bien.

• Añadimos los cardos cocidos y corregimos de sal. Dejamos que se mezclen bien los sabores y vamos probando hasta que la salsa se encuentre a nuestro gusto.

• Salteamos en aceite algunas almendras enteras o en trozos gruesos y se lo incorporamos a la salsa. Esto le dará una textura deliciosa y mucho sabor.


Propiedades y beneficios del cardo


El cardo comestible, es una hortaliza de la familia de las asteráceas, al igual que la achicoria, lechuga, endibia, escarola, o la alcachofa.

Como ocurre con otras verduras, tiene un alto contenido de agua, y apenas aporta unas 20 kcal por cada 100 gramos. Además, tiene un alto contenido en fibra, que nos ayuda a ir regularmente al baño y previene el estreñimiento. Es fuente de minerales como el potasio, el calcio, sodio, fósforo, hierro y selenio, y contiene muchas vitaminas, destacando la C y la B3, B2 y B1.

Esta verdura posee inulina, una sustancia que se encuentra en algunas plantas que, entre otras funciones destacadas, ayuda a reducir los niveles de colesterol e insulina en sangre, por lo que resulta muy saludable en especial para las personas con diabetes. Además la inulina también ayuda a mejorar la absorción de ciertos minerales como magnesio, fósforo y calcio (el cardo es una buena fuente vegetal de calcio).

Los cardos son ricos en cinarina, que ayuda al hígado a que produzca la bilis necesaria para que hagamos bien la digestión. Es decir, nos evita las digestiones pesadas, la acidez gástrica y los gases. El aumento de la bilis regula el colesterol al facilitarnos que lo expulsemos de nuestro organismo. También estimula la creación de los jugos biliares, reduciendo el trabajo que tiene que hacer nuestro hígado en cada digestión. Con todo ello, prevenimos dolencias como la aparición de piedras biliares, la hepatitis o la insuficiencia hepática.